martes, 27 de septiembre de 2005

U2 y el sellout


Crédito de imagen: Fuente Externa.

Me causa cierta hilaridad cuando entro a sitios como Amazon.com y veo las críticas que los usuarios le hacen al nuevo disco de U2, ése con el mesiánico título de "How to dismantle an atomic bomb" (parece que dentro de los afanes pacifistas de Bono, el desarmar armas de destrucción masiva era lo último que le faltaba). Hasta este momento, tiene 1178 reseñas entre las que se dividen los que defienden el disco con uñas y dientes, llamándolo "el mejor álbum de U2 en toda su carrera", y los que dicen que es "una porquería de tercera categoría", y se pueden contar los que dicen que está más o menos. Los defensores dicen que rebosa de pasión y energía; los detractores rematan con que eso es lo que precisamente le falta.

También algunos alaban el regreso de U2 a un sonido más "básico" y simplista como en sus primeros discos, mientras que otros lo que argumentan es que como músicos profesionales con experiencia que son, deben producir música más "madura". Y por supuesto, nunca faltan los que comparan esto con "The Joshua Tree". Como si nunca se cansaran de eso.

A mí me gusta U2, y no lo voy a negar. Y tampoco es por quererlos defender, pero debo decir que me molestan las críticas que le están haciendo recientemente. Por lo siguiente: sé que cuando uno está en una banda como U2, prácticamente el mundo entero está atento a tu trabajo, y se crean expectativas y deseos, por lo general asentados en experiencias de canciones anteriores, que por más que se intente, nunca se llegan a satisfacer por completo. Y muy bien, a todos nos gusta "One", "With or without you" , "Pride", y decenas más, pero por favor no esperemos que sigan escribiendo canciones que se parezcan a esas. Primero porque si lo hacen dijéramos "mira estos, tratando de apoyarse en temas viejos para pegar los nuevos", y si no lo hicieran, entonces pasara como su época electrónica, en la que los fans dijeron "pero qué diablos pasa, dónde está el sonido que tanto nos gustaba".

Aprendámonos esto: U2 tiene 25 años en el ruedo. Ya ellos se ganaron el derecho de tocar lo que les de la gana y ninguno de nosotros tenemos derecho a recriminar nada, pues tengo la certeza de que ninguno de los que critican puede pasarse 25 años escribiendo canciones de calidad como la que estos tipos hacen, y tocando sin (aparentemente) perder el entusiasmo. Que unas sean mejores que otras, está bien, pero buenas al fin y al cabo. Por una época, nadie fue más melódico que U2, después nadie más experimental, por lo que ya es lógico que a esta altura se les cierre el ciclo musical y vuelvan a lo más básico, una especie de volviendo a comenzar de nuevo. Además, si no se hubieran detenido en "Pop" y hubieran seguido con sus experimentos electrónicos, a estas alturas U2 estuviera sonando como Bjork. Así que al menos demos gracias por eso.

A los fans: no jodan. Por lo menos se tiene la dicha de que U2 sigue escribiendo y dando conciertos de una forma por encima y mejor que todas las porquerías que nosotros como oyentes tenemos que chuparnos todos los días por los medios. ¿Que ya no se adentren en terrenos nuevos? ¿Que ya no experimenten? ¿Que ya no sean "cutting edges"? Qué importa. Al menos tenemos buena música aún y es lo que vale. Mejor cójanlo suave o fájense ustedes mismos a escribir melodías en reemplazo de las clásicas que se añoran. A ver si pueden. Si pueden, tendrán a sus pies sombreros quitados de respeto. Si no (como me temo), cierren la boca.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

bono ahora esta cantando pesimo..pero que importa..igual ahora son buenos
a los que no les guste quese pongan a oir cualquier porqueria pop de esas que se oyen ahora.
.-miguel

Manuel dijo...

Desde lo del Ipod U2 se vendio. No hay diferencia entre U2 y Nsync ahora.

Adolfo dijo...

Atomic bomb no es el Joshua Tree, pero es mejor que cualquier cosa que se ponga por el radio ahora. Asi que es verdad lo que dice, no molesten.