miércoles, 5 de octubre de 2011

La sirena y la ballena

Crédito de imagen: Fuente Externa.

Si nos llevamos de la Biblia y decimos que creemos que las cosas fueron creadas en el mismo orden que se dice fueron hechas, Dios es un tipo inteligente. Dejó lo mejor para último. Y no me refiero a echarse a descansar el domingo para ver el fútbol, cerveza en mano. Sino que hizo al final lo mejor de toda la creación.

Sí, amigos: la mujer. Soy fan de la mujer. Para mí es lo más bello que camina entre este mundo que a pesar de sus poco honrosas excepciones, ya de por sí es bello. Y muy muy pocas cosas hay más increíbles por estos lados que una mujer satisfecha. Por experiencia también sé que es medio difícil encontrarse alguna 100% satisfecha (multitud de razones, la mayoría ya ustedes la saben), pero cuando una dama está satisfecha consigo misma al menos, interesantes eventos suceden. Es por esto que me topé hoy en la mañana en el Facebook con un escrito que llamó poderosamente mi atención. Puede tener sus esquinas filosas en las que no esté muy de acuerdo, pero en general es una gran verdad lo que dice. Se los comparto:

"Hace un tiempo, a la entrada de un conocido gimnasio, estaba puesta en el mural una foto de cierta chica bien delgada y hermosa. Al pie de la imagen, se leía: '¿Qué quieres ser este verano: una sirena o una ballena?'

"Dice la historia que una mujer (size de ropa desconocido) dejó una carta en el gimnasio a manera de respuesta a la imagen, que decía de la siguiente manera:

"Apreciados compañeros: por si no lo sabían, las ballenas siempre está rodeadas de amigos (delfines, orcas, humanos curiosos), son sexualmente activas y mantienen a sus crías con gran ternura. Se entretienen muchísimo con los delfines y comen montones de langostas, de gratis. Nadan todo el día y viajan a lugares fantásticos como la Patagonia, los Martes del Norte y los arrecifes de corales de Polinesia. Además, cantan increíblemente bien y hasta se les puede escuchar en algunos cd's. Son unos animales impresionantes y sumamente apreciados, pues todos las defienden y las admiran.

"Las sirenas, por el contrario, no existen.

"Y aún si existieran, seguro se encontraran todas en la sala de espera del psicólogo porque tuvieran serios problemas de doble personalidad: a fin de cuentas, ¿son mujeres o peces? No pudieran tener vida sexual ni dar a luz sus hijos. Seguro que serían hermosas, pero también muy solas y tristes. Y además, ¿quién quiere tener al lado suyo a una mujer que huela a pescado?

"Sin duda alguna, yo preferiría ser una ballena. En tiempos en los que los medios nos dicen que sólo delgada se es hermosa, yo prefiero irme a comer helados con mis hijos, cenar con mi esposo y salir a beber y divertirme con mis amigas.

"Nosotras las mujeres ganamos peso porque acumulamos tanta sabiduría y conocimiento que no hay demasiado espacio para albergarlo en nuestras cabezas, y en consecuencia se extiende a nuestros cuerpos. No sómos gordas, sólo grandemente cultivadas. Por eso, cada vez que miro mis curvas en un espejo, me repito a mí misma: '¿Verdad que soy increíble?' ".

Vuelvo y digo que tengo mis desacuerdos con par de ideas expresadas arriba, pero al menos obviamente esta mujer está feliz. Eso es lo importante. Y cuando pasa, es entonces que la última línea que escribe en su carta suena como a verdad casi sacada de la Biblia, con aroma de miles de años de antiguedad, y no podría ser más cierta: "¿Verdad que es increíble?"

6 comentarios:

Wilka Crespo dijo...

Hermoso!!! Ojala muchas personas se tomaran el tiempo de reflexionar sobre esto :D muaaaaaaaaaaaa

Sofi Zermoglio Ardoy dijo...

Querido Karim,
Muy de acuerdo contigo... muy.
Conozco la foto de la que hablas (o una semejante) porque en un gym acá también había una foto con la misma frase....
En mi país la cultura de la mujer hiper flaca ha traído muchísimos problemas de salud a cientos de niñas que eligen crecer con una imagen que no la representa en la cabeza.
Me encantó.

Karim López dijo...

Muchas gracias, damas hermosas!!
Y si, querida Sofi, es muy cierto eso...
En este par de días, gente me ha dicho que el escrito ese de la señora que respondió celebra dizque el "hábito para que la mujer se descuide y engorde", pero están obviando el punto, que siempre fue la autoimagen saludable y el estar cómoda consigo misma.
Saludos!!
.-K

Tirana2 dijo...

Sí que lo es, increíble y fantástica :) Admiro a las personas que tienen los cojones/ovarios para ser lo que son, al margen de los moldes de una sociedad de consumo y apariencia como la que nos toca vivir...

Y ciertamente, la razón por la que ganamos peso es la sabiduría, pero de la naturaleza, esa la forma en que esta nos prepara para los tiempos de hambruna, después de todo, la supervivencia de la especie depende principalmente de nosotras, este es el resultado de miles de años de evolución.

constantmotions dijo...

No hay nada mejor que una persona segura de sí misma... Esa persona transmite tantas cosas positivas y ofrece tanto a su entorno, incluso sin darse cuenta de ello.
Es bueno cuidar de su salud física... pero la salud que importa es la mental. Ser feliz y hacer feliz, creo que esa es nuestra meta acá en la Tierra... y las mujeres son más que el marco de un cuadro, son la pintura en toda su manifestación. Nosotros los hombres somos dichosos de que Dios pensara en nosotros y nos diera tan preciado tesoro: Sea una madre, una hermana, una esposa, una novia, una amiga... Hay que amar a la mujer.

Karim López dijo...

Sabias palabras, hermano!
.-K