martes, 7 de enero de 2014

La nueva cuenta


Crédito de imagen: Fuente Externa.

Todo escrito con propósito de año nuevo sigue las mismas características, como si fuese bajado de internet algún documento con el patrón a seguir. Hasta cliché suena. “…Este año pasado ha sido de muchos sacrificios, como también momentos de alegría y éxitos…” Aunque el formato es por lo general bastante efectivo para generar simpatía entre los lectores, tal vez la noticia de la que no se han dado cuenta quienes escriben así – yo mismo incluido a veces - es que: hola, buenos días, el mundo es así, y todos los años son de la misma manera, con sus destellos de luz y chapuzones de barro.  En ocasiones hay un poco más de uno que de otro, pero dentro de todo, es lo normal, con lo elusivo y molestamente ambiguo que sea el término. Las cosas caminan de esa manera. Y personalmente, para mí está más que bien. No me quejo.

Me gustó 2013, bastante. Muchas cosas interesantes tuvieron cabida en esos 12 meses que hace ahora ya una semana que se despidieron.  Viene a mi mente un reto de dibujo de nombre Pop365 que fue llevado a cabo en su mayoría durante ese tiempo. Extremadamente chévere, por cierto. Abrió puertas de lo más curiosas. Y a propósito de retos de dibujo, les cuento que no fue sólo uno, sino dos. Ya les detallaré el asunto en otra ocasión. También me recuerdo de una primera mitad del año un poco lento para la banda Pranam, pero con las actividades tomando un mejor color conforme el 2013 atardecía, con tocadas intensas y un poco de cambios a lo interno. Incluso hasta un videoclip se filmó. De la lentitud sí me quejaba.

Meses de exposición, días de tratar de llevar a Karim un poco más allá de lo que 24 horas antes estaba. No siempre se fue exitoso en ese departamento, pero para mi crédito la intención siempre estuvo ahí.  Es ineludible el hecho de que habrá pasos que parecerán no llevarnos a ningún sitio, y de mi parte no tengo tanto problema con eso, mientras no se vuelva una costumbre. 

Preferiría que otras cosas se vuelvan costumbre en este 2014 que inicia. El querer ser alguien de quien pueda sentirme orgulloso.  El avanzar, esta vez con pasos más rápidos.  El encender un fuego que no se apague nunca, y queme todos los azarosos pensamientos que tienen la no bienvenida broma de asomar cuando no se les necesita.  Que la brecha entre el Karim de mi mente y el Karim que camina y respira sea cada vez más estrecha. Puedo seguir enumerando, pero ya es obvio que la lista de costumbres van todas por el mismo camino. Las demás son deducibles.

Este año puede ser increíble, depende ya de uno el hacerlo memorable o una porquería. Ya sea una vía o la otra, o una espesa mezcla de ambas, como es muy posible que resulte, tampoco no estaría mal el venir por aquí cada cuando a documentar el proceso con unas humildes líneas en este intento de blog.  Si el mundo no terminó en el 2012, significa tal vez que nos ganamos una oportunidad. Y eso es algo que nunca puede darse por sentado.

Crédito de imagen: wired.com

4 comentarios:

Lauralaotra dijo...

=D 2013
Año extraño vivido y pasado ya, 2014 se nos presenta totalmente nuevo, en blanco, por vivir, por hacer... pero hoy es hoy y para que esos objetivos, los deseos que nos hemos propuesto, se cumplan hay que currárselos desde hace una semana y hoy es una nueva oportunidad para cumplirlos! Vamos allá!
Karim... espero poder compartir contigo esos destellos y esas lecciones (no chapuzones XD)
Besooooooooo ;)

Karim López dijo...

Venga!! :D
.-K

Lucy Corsino dijo...

Waoooooo!!! nada que agregar, Todo está escrito ahí y plasmado en esa frase... muahhh

Unknown dijo...

Wow!

Naty