domingo, 18 de noviembre de 2012

Pop 365 - #35: La procesión

Al menos, para suerte de los santiagueros, siguen haciendo las menciones y desfiles en las festividades del Patrón Santiago en nuestra ciudad. No tienen el brillo y la gloria que ostentaban en épocas pasadas, pero también los tiempos han cambiado y la gente ya no está mucho en eso. De milagro hacen la procesión desde la entrada de la ciudad hasta la Catedral. Este año para cuando se celebró, algunos meses atrás, en la misa conmemorando el evento, en la explanada al lado de la Catedral, en el final de la procesión, al síndico (ahí presente) se le ocurrió la brillante idea de que como la ciudad de Santiago estaba "de cumpleaños", pues debía de "haber un bizcocho". Trajeron un pastel enorme, y lo repartieron entre todos los asistentes. Lindo gesto, supongo. Lleven payasos una próxima. Y el dominicano, mientras le den qué comer, opinará que todo estuvo magníficamente bien.

6 comentarios:

Angelita Guichardo dijo...

Me encantan tus dibujos. Nice!

Camus dijo...

buen dibujo....pero no metas a la comida en esto -.-

heeee mi block lo vi y si tengo uno mira http://animealltars.blogspot.com/

Karim López dijo...

Gracias, Angelilla!!

Hasta que al fin con el blog, men jeje
.-K

Lauralaotra dijo...

...bueno...en otros sitios, además, tienes que pagar por ir... si quieres claro... pero el bizcocho también es si querías,no?
Me encanta ese cielo rojo,rojo... (jejje...se me ocurren muchas cosas)
Con la iglesia hemos topado!

Anónimo dijo...

Waooooo karim...que buen ojo y buenas manos tienes para captar todo sin obviar detalles. Lo de la comida es una realidad...Súper

Michelle Ramirez dijo...

Un Dios, una Fe...eso era antes! Ahora la gente cree en tantas cosas que ha terminado por no creer en nada. Nos las damos de "open minded" y no somos capaces de creer en un Dios que nos hizo a su imagen y semejanza. Decia Anna Frank que las personas que tienen un Dios a quien seguir son bienaventuradas porque tienen quien los guie en esta vida...que sabias fueron sus palabras!