miércoles, 6 de febrero de 2013

Pop 365 - #115: Día de fiesta favorito

(115/365; 19/30b). Si algo tiene este país, además de corrupción, es abundancia de días festivos. El dominicano siempre encuentra razones para declarar unas 24 horas no laborables, para colmo sumadas a las otras festividades de carácter mundial que tienen tinte de "obligatorias". De modo que hay bastante material de dónde elegir el día de fiesta favorito; es una labor hasta titánica. Todos son disfrutables, y caen absolutamente bien, pero si tuviera que quedarme con uno, debo admitir que sería el Viernes Santo. No precisamente por el matiz religioso, en el cual no participo (aunque me tiro mi par de películas si las atrapo en televisión, cuando la enciendo), sino más por la vibra especial que la Semana Santa, especialmente el viernes, tiene. Nunca me gustó mucho irme para la playa en esos días, pues detesto la sobrepoblación a la que el mar se expone cuando llega esa fecha. Es como uno encontrar el mismo ambiente de personas con las que nos topamos en la urbe, sólo que en trajes de baño. Idéntico. Y la ciudad en sí, al estar la mayoría de gente entre arenas, olas, balnearios o simplemente lejos de aquí, se deshabita a un nivel casi mágico. Estar un viernes a las cinco de la tarde caminando en el mismo medio de la calle sin ningún vehículo que trate de llevarte el trasero a toda velocidad es una experiencia que raya en lo surreal. Si uno no viviera aquí, le resultara difícil de creer que el mismo sitio; hasta el tono de color cambia. Es de notar además, ahora que hablaba de cinco de la tarde, los extraordinarios atardeceres que caen sobre los edificios en los días de Cuaresma, con nubes apiladas unas encimas de otras y con huecos entre ellas para dejar ver el azul del cielo. Muy pocas veces en el año vuelven a repetirse de esa manera. Y por último, el Viernes Santo me lleva por los pelos a mi infancia, mis abuelos, los frijoles con dulce y todo el magnífico tiempo que pasábamos. Sin el menor deseo de ponerme sentimental, me temo que (depende también del ánimo en que me lo pregunten) sólo por eso merece su inclusión aquí.

5 comentarios:

Dark Angel dijo...

Creo que por esas mismas razones me gusta ese dia, porque todas las personas se desaparecen y queda todo tan tranquilo y desolado que pareciera una escena de la pelicula Exterminio! Amo la tranquilidad!

Unknown dijo...

Me gusta como enlazaste el dibujo, no hay necesidad de descripcion. Aunque muy buena estuvo. Bien K!

Naty

Karim López dijo...

Como que bastante evidente estaba de por sí :p
.-K

Lauralaotra dijo...

Ja..compartimos corrupción y semana santa!! ;-P
Pronto toca ya... ganas dee pillar esos días!

Lucy Corsino dijo...

Apoyo a Naty, me fascina el enlace del dibujo,(más del dos en uno), muy bonito ka..:)