sábado, 15 de febrero de 2014

R30D - #19: Un Presidente, como zombie

 (19/30e). Digan lo que digan, y a pesar de su memoria estar todavía fresca en la historia reciente, los estadounidenses tienen buen concepto del legado de Bill Clinton. Tiene entre sus méritos, según los estudiosos, la eliminación del déficit federal y la supervisión de una de las economías más estables de los últimos años, al menos antes que la excusa del 9/11 mandara todo al carajo. Su solución al conflicto de los Balcanes es algo que hablará muy bien de él en años venideros, y para los chavales de la generación de quien escribe, que veíamos los acontecimientos en televisión por cable, era un singular cambio de paradigma al uno tener la infantil imagen de presidentes todos viejos y con aires señoriales, como ejemplo, nuestro propio mandatario para esas mismas épocas. Que tocara el saxofón con lentes oscuros le daba un plus de "coolness" en nuestros libros, y que haya sobrevivido a los extraños años noventa dentro de la Oficina Oval, al mismo tiempo que le daban sexo oral debajo del escritorio, es sencillamente épico. Hasta los más poderosos necesitan motivaciones. Cualquiera puede perder el juicio.

3 comentarios:

Unknown dijo...

Y cómo es que tu sabes tanto? Impresionada como siempre con las dos cosas, el dibujo y el texo. Bien K!

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lauralaotra dijo...

Sísísí.... todo lo bueno a Sr Clinton y que le vaya bien!
A mi el dibujo me traslada a mi país: Presidente Zombie, nos quieres chupar el cerebro, beber nuestra sangre... lo peor, que lo están consiguiendo y, además, no nos transforman a "Zombie" nos dejan agonizando para poder coger más un poco más adelante! Grrrrrrrrrr....