martes, 18 de febrero de 2014

R30D - #23: Nuestro signo zodiacal como un gran mago o guerrero

(23/30e). El cliché generalizado de los nacidos bajo el signo de Aries es que son unos impulsivos sangre caliente que se lanzan a la piscina para darse cuenta en el aire de que la misma no tiene agua. Ese "fearlessness", que bien ganado se lo tienen por cierto, hubiese inclinado la realización de este dibujo hacia el lado del guerrero mucho más que el del mago, pero la ocasión es buena para ver los clichés desde otro asiento de la tribuna. Lo impetuoso de este tipo de temperamentos lleva a sus poseedores a una búsqueda de experiencias iluminadoras un poco más, digamos, integral. Se es consciente de que la belleza está EN el mundo, y no sólo bajo su superficie, por lo que cada instante vivido es una oportunidad que el ariano tiene de descubrir la magia y belleza de dicho episodio, de fijarse en lo trascendente, y esa mentalidad abarcadora contempla el hecho de que no únicamente se encuentre placer en la faceta espiritual de las cosas, sino también en la material. La automejora es un proceso que implica tanto la mente como el cuerpo, y el entendimiento de este enunciado es lo que hace que, en su peculiar manera, al final del día tanto el mago como el guerrero compartan el mismo espíritu, ya sea que usen una espada o un cetro. La marcha hacia adelante también exige unos minutos de sentarse y contemplar el paisaje, o por el contrario, cerrar los ojos y sentir el mismo paisaje alrededor de uno. Ambas son más que válidas.

1 comentario:

Unknown dijo...

No words!

Naty